INTOX Home Page

    INCREMENTO DE LA PRESION INTRACRANEAL

    DEFINICION

    El aumento de la presión intracraneal es definida como una presión
    intracraneal mayor de 20 cm de líquido cefaloraquídeo.  Esta
    manifestación puede formar parte de un sindrome conocido como
    Hipertensión Intracraneal Benigna o puede ser debido al edema
    cerebral.

    CAUSAS TOXICAS

     Hipertensión Intracraneal Benigna
    Ampicilina
    Plomo (especialmente en niños)
    Litio
    Metronidazol
    Acido nalidíxico
    Nitrofurantoina
    Anticonceptivos orales
    Tetraciclina
    Vitamina A

     Edema cerebral
    Mas comúnmente secundario a la hipoxemia cerebral.

    Otras causas tóxicas incluyen:
         Daño por hipoxemia celular (monóxido de carbono, sulfuro de
           hidrógeno)
         Etilenglicol
         Insulina
         Glutetimida
         Metañol
         Agentes hipoglicemiantes orales
         Acido valproico

    CAUSAS NO TOXICAS

     Hipertensión Intracraneal Benigna
    Hipovitaminosis A
    Idiopática
    Trombosis Sinus dural 

     Edema cerebral
    Infección del sistema nervioso central
    Accidentes cerebrovasculares
    Trauma cefálico
    Lesiones que ocupan un espacio

    CUADRO CLINICO

    Alteraación del estado mental, cefalea, náusea, vómito, diplopia,
    visión borrosa (papiledema), ceguera.  En el edema cerebral, se ha
    observado que estos hechos progresan, incluyendo la pérdida de la
    conciencia, hipertensión sistólica, bradicardia, convulsiones y, en
    casos severos, hernia cerebral.

    INVESTIGACIONES RELEVANTES

    Toxicología analítica, en especial plombemia.
    Equilibrio ácido base.
    Pruebas de función hepática, Tiempo de protombina
    Tomografía computarizada de cráneo.

    TRATAMIENTO

     Furosemida, 40 mg iv y/o manitol 0,5 a 1 g/kg iv pueden ser
    necesarios para disminuir la presión intracraneal. 

    Cuando el paciente requiere intubación asegurar una ventilación
    adecuada y, en algunos casos, hiperventilación.

    EVOLUCION CLINICA Y MONITOREO

    Signos vitales.
    Balance hidroelectrolítico
    Evaluación neurológica
    Cuando sea necesario, monitoreo de la presión intracraneal.
    Si es necesario, repetir la tomografía computarizada de cráneo.

    COMPLICACIONES A LARGO PLAZO

    La hipertensión intracraneal benigna puede en algunos casos estar
    acompañada de trastornos visuales.  En paciente con edema cerebral el
    seguimiento a largo plazo es la condición mas relevante.

    AUTOR(ES) Y REVISORES

    Autor:         Dra. Sonia Gonzalez y Luis C. Heuhs, CIAT, Montevideo,
                   Uruguay.

    Revisores:     Cardiff 9/96. L. Lubomirov, T. Meredith, N. Nantel,
                   H. Persson, K. Venter

    Traductores:   C. Alonzo, M. Brito, M. Burger, D. Pasqualatto